Si te agobias, toma perspectiva

Si te agobias, toma perspectiva

Si te agobias, toma perspectiva. Cuando sientas que se agolpan las dificultades o cuando te sientas abrumado por el cúmulo de circunstancias diarias, simplemente respira y toma perspectiva. Al tomar distancia- y mirar desde el cielo- sencillamente las cosas se hacen más pequeñas y manejables.

Si te agobias toma perspectiva

“Desde abajo todo se ve muy grande, desde arriba todo se ve muy pequeño”

Esto es una máxima que deberías aplicar siempre que empieces  a sentir que los  problemas que te rodean son más grandes que TÚ. Porque tal y como dice el gran Albert Espinosa en su magnifico libro ‘El mundo azul: Ama tu caos‘:

Siempre he creído que los problemas no existen, se crean pensando“.

Y es así; somo nosotros mismos los que aventurando lo peor y sumando un sinfín de pensamientos negativos, convertimos una serie de simples circunstancias en un problema de magnitud considerable.

Qué hacer cuando crees que nada se puede hacer

Respira profundo. Una mala respiración significa una mala oxigenación; este hecho, puede generar el aumento de los síntomas de fatiga y estrés y no sería un estado adecuado para la búsqueda de soluciones.

Calma la mente. La mente se alimenta y retroalimenta con nuestra cadena de pensamientos; si éstos son negativos, lo que haremos será aumentar la negatividad y el tamaño de lo que nos ocurre. Haz un esfuerzo por detener tu actividad mental negativa cambiando de actividad, dando un paseo, o focalizandote en algo positivo.

Toma perspectiva. Distanciate de dichas circunstancias como si las pudieras mirar desde arriba; poco a poco iras viendo como el problema se va haciendo cada vez más pequeño. Continua con esa visualización hasta que sientas que el problema puedes asumirlo y manejarlo fácilmente.

Separa. El agobio proviene de juntar muchas muchas que nos molestan o nos presionan, y de dotar dicha ‘bola’ de un tamaño que creemos no podemos asumir por su magnitud. Es importante separar cada una de esas cosas para afrontarlas por separado.

Ataca una sola cosa a la vez. Una vez que hayas deshecho esa gran bola y separado cada una de las circunstancias que te atañen, empieza resolverlas una a una y no pases a la siguiente hasta que no la hayas solucionado totalmente.

Empieza ahora, mejor que luego. Cuanto más tiempo dejas pasar más grande vas viendo el problema. Haz algo ya, aunque sólo sea una pequeña acción que indique que te estás ocupando de dicha circunstancia.

Anticipa el éxito. Imagina por adelantado que tendrás éxito en la resolución de cada una de las circunstancias que te atañen. Eso marcará una referencia positiva para tu mente y te ayudará a focalizarte en las opciones y soluciones que tienes  a tu alcance.

Celebra tu fortaleza. A todos nos gusta sentirnos fuertes y poderos ante las circunstancias, así que para reforzar dicho sentimiento, felicitate por tus logros cada vez que superes positivamente algo que temes o te inquieta en el día a día.

Adelante! Transforma-t

Responder

Iris Integra

Contribuimos al crecimiento de las empresas a través del desarrollo de las personas. Impulsamos la mejora continua del Know How y el modelo de negocio de las empresas, a través del desarrollo continuo del talento.

 

Carril de Los Caseros, 10
30167 La Raya, Murcia (España)
+34 968 900 327 | Teléfono
+34 968 903 930 | Fax
info@iris-integra.net

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y te mantendremos informad@ de todas nuestras novedades.