5 errores al integrarse en un equipo

5 errores al integrarse en un equipo

Uno de los factores clave cuando te incorporas a un nuevo proyecto, es integrarse eficazmente en el equipo. Entender la filosofía de trabajo, conocer los roles de cada componente, y encarnar los valores que forman parte de la cultura de la empresa son aspectos fundamentales para incorporarse de forma eficaz a la dinámica de trabajo. Estos son los 5 errores al integrarse en un equipo que nunca deberás cometer:

5 errores al integrarse en un equipo

 

1. Confundir la actitud hacia el aprendizaje con falta de inteligencia. Si hay  algo seguro, tengamos la experiencia que tengamos, es que ni lo sabemos todo ni tenemos todas las respuestas. La verdadera humildad se traduce en aceptar que no lo sabes todo y estar dispuesto siempre a aprender de cualquier persona y en cualquier situación. Partir con una mente abierta, preguntar sin temor a parecer ‘tonto’, entender sin juzgar o comparar con tu experiencia anterior e interesarte por todo lo que afecta a tu nuevo equipo, es una actitud fundamental para empezar a integrarte.

2. Primar destacar frente a aportar. En un equipo es más importante el resultado global que los logros individuales. No se trata de ser el mejor, sino de aportar lo mejor de ti al equipo para incrementar los resultados comunes. Cuando un miembro del equipo se centra en destacar, deja de aportar al conjunto. Para brillar, es más importante  “lo que puedes hacer TÚ por el equipo, no lo que el equipo puede hacer por ti”.

3. Confundir rapidez con eficacia. La eficacia consiste en ‘hacerlo bien’; la eficiencia en hacerlo minimizando el tiempo y optimizando los recursos. Ser rápido no significa ser bueno; si no consigues el resultado marcado, solo serás el más rápido fallando. La dedicación, el esfuerzo y el ahínco por conseguir ‘el objetivo marcado’, debe pesar más que el tiempo en el que se consigue.

4. Trabajar desde la individualidad sin ver la totalidad. Si sólo te enfocas en tus tareas, perderás la visión de conjunto; si pierdes la visión de conjunto en cierta medida, te desconectas de las necesidades y el funcionamiento del equipo;  y si te desconectas del equipo, dejarás de aportar. Recuerda: “un miembro de equipo es valioso en la medida que enriquece e impulsa al conjunto”. Si dejas de aportar, dejas de existir.

5. No diferenciar disposición de compromiso. Una cosa es mostrar disposición para todo, y otra muy distinta es comprometerte con algo y actuar con responsabilidad hasta cumplirlo. La disposición no genera resultados, un compromiso firme y absoluto con lo que haces, SÍ. El verdadero compromiso se hace ‘con uno mismo’, no necesita espectadores,  jefes, ni público.

 

Responder

Iris Integra

Contribuimos al crecimiento de las empresas a través del desarrollo de las personas. Impulsamos la mejora continua del Know How y el modelo de negocio de las empresas, a través del desarrollo continuo del talento.

 

Carril de Los Caseros, 10
30167 La Raya, Murcia (España)
+34 968 900 327 | Teléfono
+34 968 903 930 | Fax
info@iris-integra.net

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y te mantendremos informad@ de todas nuestras novedades.